Ni fiestas ni nada. En Hollywood apenas han parado estas Navidades y con el inicio del año nuevo ya tenemos las primeras noticias de lo que está pasando en el seno de la industria cinematográfica más importantes del mundo.

En primer lugar nos hacemos eco de la llegada al puesto de Presidente de MGM del productor de Michael de Luca, en sustitución de Jonathan Glickman quien pasará a ser productor independiente.

De Luca estará supervisado por la Junta de Directores que están al frente de la compañía (ésta carece de un CEO propiamente dicho) y se encargará del desarrollo, producción, márketing y distribución de los nuevos proyectos de MGM.

En el apartado de distribución De Luca estará también en la junta de United Artists, la joint venture que en ese campo comparten MGM y Annapurna Pictures.

De Luca es uno de los productores y ejecutivos más importantes de Hollywood, con más de 30 años de experiencia en sus espaldas y ha conseguido éxitos como «Austin Powers», «Blade», «Magnolia» o «Boogie nights», por lo que su olfato no se circunscribe sólo al ámbito comercial, sino también a las películas de prestigio, así que los Oscars del 2021 se ponen más interesantes a partir de Febrero, que es cuando tomará posesión de su cargo. A su vez, De Luca tenía su propia compañía de producción llamada, muy apropiadamente, Michael De Luca Productions, que tenía pactos con Columbia Pictures para la que realizó éxitos como «The social network» o «Captain Phillips».

De Luca estuvo a punto de dirigir Paramount Pictures antes de que se eligiese a Jim Gianopulos como CEO, aunque se mantuvo como número 2. Pero en Hollywood nadie quiere ser el segundón de nadie y menos si surge la posibilidad de dirigir un estudio que está a punto de lograr un éxito con las nuevas aventuras de 007, lo que supone que su inicio será con buen pie (a pesar de que es una película desarrollada por su antecesor, pero al menos se encontrará con las cuentas saneadas). Le deseamos lo mejor y esperemos que ponga a salvo a un mini estudio que necesita urgentemente de grandes éxitos para escapar del aluvión de compras y fusiones que se nos vienen encime.

Y de MGM , un estudio mediano, pasamos a todo un behemoth como es Apple que se refuerza su división de cine y televisión con el contrato en exclusiva durante cinco años con Eden Productions, la compañía de producción de Richard Plepler.

El pacto significará que durante este tiempo, Eden Productions realizará films, series y documentales para Apple TV+. De esta manera, Apple se queda en exclusiva con uno de los ejecutivos de mayor renombre de la idustria, pues Pepler fue uno de los artífices del éxito de HBO y su despido de la compañía después de tres décadas, debido a la fusión de Warner (propietaria de la cadena) y AT&T, fue una sorpresa para toda la comunidad.

Pese a que Pepler es más conocido por su trabajo en televisión, sin duda su talento para tomar riesgos también se extenderá a las películas que produzca para la compañía de la manzana. Recordemos que Apple tiene un contrato similar con el mini estudio A24 para que le produzca films de prestigio.

Esto aleja la posibilidad de que Apple compre un estudio para aumentar su catálogo de series y películas, sobre todo si tenemos en cuenta que hace poco inició la producción in house de sus nuevas series. El año pasado se comentó hasta la saciedad que podrían hacerse con Sony Pictures o con MGM y hemos comenzado el año con el rumor de que pueden adquirir Disney. Sólo el tiempo lo dirá.

Alberto Panfil.